AGENCIA DE PRENSA LIBRE ORIENTAL
  
                                         APLO
PERIODISMO DE  LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL DEL
                                                              PAIS

Impide la Seguridad del Estado elecciones de la FLAMUR

SANTISGO DE CUBA, 29 de noviembre (Guillermo Espinosa /APLO) Una reunión de trabajo de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales, en su Capítulo Cuba, en la que se pretendía elegir sus representantes, fue brutalmente reprimida por  los órganos de la policía política y las turbas para militares de respuesta rápida del régimen castrista.

Durante toda la madrugada del domingo 27 de noviembre, según cuenta Maura Iset González, delegada del FLAMUR en el municipio San Luis, unos 20 agentes de la Seguridad del Estado, dirigidos por el Capitán Plutín, 2do. Jefe de la Dirección Provincial de Enfrentamiento de la SE mantuvieron bajo un fuerte operativo su vivienda, donde se efectuaría dicha actividad. A las 7:30 AM comenzaron a montar bocinas de alto parlantes y a concentrar agentes de la Brigada Especial del MININT y efectivos de las brigadas de respuesta rápida frente a dicha vivienda.

Por la información que pudimos recopilar supimos que algunas delegadas que venían de otras provincias fueron detenidas por las fuerzas policiales y obligadas a devolverse a sus pueblos de origen. Lograron llegar hasta el lugar de los hechos y ser testigos de lo ocurrido Adolfina Fundora de Ciego de Avila y Martha Albuerne, María Moreno, Meyi Rodríguez, Caridad García, Yaisi Espinosa y Enia Castillo, de Las Tunas.

Waldimar Parra Santana, esposo de Maura Iset González cuenta que alrededor de las 9 de la mañana lograron burlar el cerco y se trasladaron para la casa del opositor Pedro Cabello, a unas tres cuadras del lugar, pero al darse cuenta las autoridades policiales que estaban dando el acto de repudio a un local semivacío, se enfurecieron y trasladaron de inmediato al domicilio de Pedro Cabello, rompieron la puerta que tenían cerrada con candado y unos diez hombres de la Brigada Especial irrumpieron en la casa, uno trato de golpear a Mura en la cabeza con una silla, otros arrastraron hasta la calle a Ana Belkis Ferrer, hermana de los hermanos Ferrer de la causa de los 75 y dos jóvenes recién paridas, que con su niños en brazos fueron maltratadas por las propias mujeres de la brigada de respuesta rápida.

También fueron golpeados el esposo de Ana Belkis, un minusválido nombrado Pelayo de Jesús Cagides, Waldimar Parra, a quien le produjeron una herida en la cara y Grisel Pérez, residente de la vivienda asaltada. Todo el acto fue firmado por camarógrafos del Partido Comunista municipal, lo no se sabe, con qué propósito.

Versión relacionada: