AGENCIA DE PRENSA LIBRE ORIENTAL

 

A P L O

 

PERIODISMO DE  LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL DEL PAIS

La Seguridad Social.
Por Guillermo Espinosa
Agencia de Prensa Libre Oriental

Muchas veces me pregunto: ¿Cuál es el significado real de la frase seguridad social? Será la etapa de la vida en que la sociedad devuelve a los ciudadanos los recursos, cuidados y desvelos que una vez ellos propiciaron a las estructuras que la conforman o será la etapa en que esta misma sociedad, en virtud de sus representantes, exprimió al ente social y ahora cual objeto enjuto inservible, lo arroja o abandona a su suerte.

La segunda condición se cumple en la Cuba de hoy, plagada de una bondad ficticia que brinda una limosna vitalicia a los que ayudaron con su trabajo y esfuerzo a engrosar los fondos de la seguridad social. En Cuba el diseño de pensiones es un artificio matemático que no permite al jubilado alcanzar paradójicamente, el más mínimo grado de seguridad.

Un jubilado o pensionado cubano, con lo que percibe en su chequera, entre 60 y 100 pesos cubanos mensuales, no puede obtener en el mercado estatal liberado los complementos de la famosa canasta básica, porque en el mercado agropecuario una libra de carne de cerdo cuesta entre 17 y 25 pesos, una libra de arroz, entre 3 y 5 pesos y así todos los productos están por encima, en más de un 500 % del poder adquisitivo de los dependientes de la asistencia social.

Los ancianos y minusválidos ante la imposibilidad de alimentarse decentemente recurren a las iglesias, donde luego de hacer largas filas pueden disponer de una sopa.

Llamamos a la  reflexión e invito a pensar, cómo un gobierno que se diga ser honesto, pueda utilizar la jubilación, como un favor del gobierno, si es que el presupuesto para la jubilación  es el resultado del aporte de toda una vida por parte del trabajador.  

En Cuba todos los pasos van dirigidos a garantizar una economía que sufrague los gastos de una propaganda, basada en la manipulación.