PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 


Estudiante de medicina haitiano sufre decomiso en aduana cubana.

SANTIAGO DE CUBA, 30 de enero (Lisette Bravo/APLO) Telmata David, un estudiante de nacionalidad haitiana, que cursa sus estudios en el 5to. año de su carrera en la Facultad de Medicina No 1, de esta ciudad de Santiago de Cuba, fue víctima de un descomunal decomiso de sus propiedades en la aduana del aeropuerto internacional José Martí, de Ciudad de la Habana.

El lunes 23 de enero, el estudiante Telmata David, quien regresaba de su país, luego de unas vacaciones por fin, fue despojado de todos los artículos que traía como regalos para amigos, su novia que es cubana y sus familiares. Según me cuenta el estudiante Telma David, durante el relato de los hechos, el funcionario que le efectuó la requisa lo incriminó, porque -según él- todas esas ropas eran para  revender en Cuba.

Al día siguiente, o sea, el martes 24 de  enero Telmata David se presenta en el aeropuerto José martí para reclamar lo que le habían decomisado, ya que todo estaba dentro de lo estipulado, es decir 64 Kg. de peso. Sin embargo los funcionarios de la aduana le comunicaron que si quería recuperar algo que lo que traía debía pagar el costo de la mercancía que ellos le fijarían, pulóver a 5 dólares cada uno, pantalones de cualquier tipo a 10 dólares y los zapatos, tanto de hombre como de mujer a 25 dólares.

En conclusión,  no pudo liberar la totalidad del paquete, porque el dinero que tría no le alcanzaba y tenía que continuar viaje hasta la ciudad de Santiago de Cuba.

Dice Talmata David que lo que más le molesta es que sabe en conciencia que esos productos no van a beneficiar a personas necesitadas como niños con cáncer, hospitales, etc. que son los propios funcionarios del gobierno los que se aprovechan de ellos.

Estudiantes cubanos, condiscípulos de Talmata David, mostraron su indignación por lo sucedido, y alegaron que era una vergüenza que estudiantes que vienen del país más pobre del hemisferio, tengan que cargar con ropa y zapato como obsequios para sus amigos cubanos.


Otras publicaciones: CubaNet