PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Muerte de Mario Chanes causa consternación en Santiago de Cuba


Carlos y un grupo de jóvenes santiagueros analizan la realidad
histórica al calor de la muerte de Mario Chanes de Armas.

SANTIAGO DE CUBA, 25 de febrero (Víctor E. Sánchez/APLO) La noticia de la muerte de Mario Chanes de Armas difundida en la noche de ayer y hoy temprano en la mañana por Radio Martí ha consternado sobre manera la población santiaguera.

La oposición santiaguera y los activistas de la sociedad civil se han movilizado para llevarle el sentir a quienes suponen no hayan recibido tan luctuosa noticia. Temprano en la mañana familiares de presos políticos se dieron a la tarea de contactar posibles familiares de presos, tanto políticos como comunes que tuvieran visita este domingo para que llevaran la información a todos los centros penitenciarios.

La muerte de Mario Chanes deja una frustración generacional, era la imagen y referencia obligada de la entrega y sacrificio de nuestra causa, pero además era el más fehaciente testigo de hechos históricos que no están bien esclarecidos en la conciencia popular, como son los relacionados con el salto al cuartel Moncada.

Una matinal tertulia hoy en el parque Céspedes de esta ciudad evidencia que esa aparente apatía social, donde principalmente a la juventud no les interesa la realidad histórica de la nación, no es absoluta. Unos jóvenes de las facultades de Historia y Ciencias Sociales de la Universidad de Oriente debatían anímica y acaloradamente la necesidad de reconstruir la historia de la etapa llamada revolucionaria, porque solo había imperado un solo criterio, y que los hechos plasmados obedecían a los testimonios de los vencedores, no de todos los protagonistas, incluyendo a los que luego se consideraron desertores.

En este punto salió a relucir el fallecimiento de Mario Chanes. Carlos Hernández, quien dio la noticia, dijo que con la desaparición física de Chanes de Armas moría su ilusión  de verlo impartiendo conferencias y testimonios, de esa parte aún tan nebulosa, de nuestra historia reciente.